Esta web usa cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y obtener datos estadísticos de la misma. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información  Aquí Aceptar

¿Qué es la tasa Google? Te lo explicamos todo

¿Qué es la tasa Google? Te lo explicamos todo

Te explicamos todo lo que necesitas saber sobre la Tasa Google

¿Dónde ponemos los límites fiscales de un servicio digital? ¿En el origen del servicio? ¿En el territorio del usuario? El creciente peso de la economía digital ha generado el debate sobre la necesidad de implementar nuevos impuestos dirigidos a gravar las empresas que generan sus ingresos en línea.

Esta tarea tiene el reto de controlar los grandes negocios y su ingeniería fiscal como el del imperio GAFA (Google, Apple, Facebook, Amazon).



¿Problema a resolver?


Las empresas tecnológicas prestan servicios a nivel global generando grandes beneficios y tributando en jurisdicciones que les ofrece un marco fiscal casi a medida, mientras que sus filiales en otros países declaran constantemente pérdidas eximiéndose del pago de impuestos.

Dichas filiales operan como comisionistas o prestadoras de servicio de sus matrices europeas.

Además, éstas pagan una tasa impositiva media del 9,5%, cuando las empresas tradicionales abonan de media el 23,2%.

En este contexto, países como Francia, España, Reino Unido e Italia han visto la oportunidad de aprovechar un agujero fiscal y ven en esta tasa una oportunidad.

Francia, por ejemplo, propone aplicar la tasa sobre la facturación y no sobre los beneficios. Mientras que los países donde las grandes tecnológicas tienen ubicadas sus sedes fiscales, como: Holanda, Irlanda o Luxemburgo, son reticentes a la misma.

Sin embargo, la aplicación de la tasa exigiría un consenso internacional para determinar a quién y qué se grava. Y evitar hacerlo por duplicado.



¿Cómo lo quieren hacer?


La OCDE inició la revisión de las normas de fiscalidad internacional. En 2013, se puso en marcha un ambicioso plan integral para restablecer la confianza en el sistema tributario internacional.

La misión principal de este plan era lograr un sistema impositivo justo y eficaz en la Unión Europea para el mercado único digital, y para ello se presentaban un conjunto de propuestas directivas y recomendaciones par lograr dicho fin.

Este marco se basaba en evitar la erosión de la base imponible y el traslado de beneficios (BEPS).

Una de las propuestas que está tomando forma, y goza del apoyo de países como Francia, Alemania, italia y España, entre otros, es la aprobación de una tasa sobre la facturación de las empresas digitales.



¿Qué impacto tiene?


El impacto de este gravamen puede ser múltiple según la jurisdicción. En España, un estudio de la consultora PwC indica que la Tasa Google tendrá una repercusión económica negativa entre 586 y 662 millones de euros sobre el PIB y como resultado colateral, menor recaudación del IVA, debido a la disminución de la facturación.

Según PwC, un incremento del 10% en el índice de digitalización de un país supondría un crecimiento del 0,75% en el PIB per cápita y reduce un punto porcentual la tasa de desempleo.

Además, pone en duda las previsiones de la recaudación del Gobierno español de 1.200 millones, apoyando la visión de la Comisión Europea (sólo 600 millones).

Tampoco se ve con buenos ojos que España tire adelante con la tasa en solitario, sin el consenso internacional y europeo, pues podría crear una clara desventaja competitiva para las empresas españolas. Aún así, el pasado 18 de enero, el Gobierno Español aprobó el proyecto ley para tirar adelante con la tasa Google.

A nivel europeo, la recaudación se prevé de 6.000M€, suponiendo un incremento en la recaudación de impuestos para todos aquellos países que tengan un mayor consumo de estos servicios digitales a través de sus usuarios.

Pero impactaría de forma negativa en aquellos países donde están ubicadas las tecnológicas actualmente. Generando dos bloques, a favor y en contra, entre miembros de la UE



¿Estamos de acuerdo con la Tasa Google?


Desde nuestro punto de vista, aplicar la Tasa Google a los ingresos (- IVA) y no a los beneficios puede no ser objetivo ya que si una compañía declara pérdidas, tendrá igualmente que pagar la tasa. Pero eso sí… ¿Es ético que estas compañías acostumbren a declarar pérdidas cada año para no pagar Impuesto de Sociedades...?


Fuentes y referencias:



¿QUIERES UNA APP?

Pide presupuesto para desarrollar una app. Si lo deseas, indícanos si la quieres crear en Barcelona, Madrid, Nueva York o Londres.

Introduce el código de validación:
captcha